-Espérate y que se esperen.- Debí de contestar en silencio a la advertencia de mi padre, mostrándome su reloj de que, una vez más, llevaba ya mucho tiempo hablando mucho (sí, el mucho dos veces... jejeje). Pero es que todavía no acababa: me faltaban cuatro ideas en torno a mis tres palabras, pero como en estos tiempos, todo tiene que ser rápido...

 

1. La importancia de la "educación continua". Aún después de haber hecho una maestría y un doctorado, no me había "caído el veinte" de su importancia hasta este último año y medio en que hice una serie de cursos, entre los que destacan tres de una área que, ahora pienso, es muy necesaria en la vida de todos y que yo jamás había explorado, porque estaba absorta en lo que yo llamo "lo mío", pero que sin esto otro, pues por eso estamos como estamos (y eso que yo me considero medio bien...): finanzas, negocios y dirección estratégica empresarial. Está difícil que México salga adelante sin esto, para todas la áreas de desarrollo profesional o técnico. Para echar a andar nuestra economía de otra manera más saludable, por lo menos hay que tener nociones. Reflexioné que mi carencia en este sentido tiene que ver con la ética, porque me enfurece asociar el dúo de palabras "buen negocio" con las cinco  "abuso de uno sobre otro", que sorprendentemente es la acepción común en México. Sin embargo, tengo esperanza (mi tercera palabra), porque ahora habemos por ahí personas enseñando otra: la de ganar-ganar. Y bueno, fueron las "Divisiones de Educación Continua" de las Facultades de Arquitectura e Ingeniería de la UNAM, a cargo de Marcos Mazari Hiriart (quien ayer estaba presente) y Víctor Rivera Romay, respectivamente. Además nuestro proyecto es en esencia de educación arquitectónica, en cuanto a que ofrece ampliar el conocimiento y la experiencia sobre ella al público en general y propone que esto se haga de manera continua, por el placer que genera. Conclusión: sí es importante. 

 

2. El papel de las madres. Tuve la fortuna de tener una madre increíble, a quien cuando le dije a los cinco años que quería bailar y tocar el piano, después de haber visto El Lago de los Cisnes y oído el Primer Concierto para Piano de Tchaikowski, me encontró una escuela de danza y una maestra de piano, y se fletaba las tardes llevándome a las clases: dándome el soporte necesario para cumplir mi sueño; a mí y a mis cuatro hermanos... Y en efecto bailé durante años y enseñé, y todavía toco un poco el piano, pero luego la vida me llevó por otros caminos. Cualquier otra madre se hubiera frustrado del cambio, pero ella sabe que todo ese esfuerzo que hizo me dio a mí una inmensa felicidad en el proceso de aprendizaje, y la estructura, habilidades y disciplina para poder hacer ahora lo que estoy haciendo. Y mientras lograba armarlo para sacarlo, fue un inmenso soporte, hasta en lo económico, con una fe incondicional que jamás le habré agradecido suficiente. Ahí estaba ayer, acompañándome en aquello en lo que ella tanto contribuyó. Hermoso que también estaban ahí las madres de mis magníficos "Magentos", que vieron a sus hijos desvelarse conmigo meses, años... ¡Hasta de comer nos llevaba la mamá de Ana Ixchel! Amor, un amor muy grande de ellas a nosotros y viceversa. Gratitud, una gratitud inmensa por tenerlo. Ojalá hubiera más madres mexicanas así y más hijos así de afortunados.

 

3. La lealtad. Hay esperanza porque todavía existen personas leales que rebasan los límites de lo creíble, tales son los Magentos, como lo han demostrado en el desarrollo de este curioso "viaje". Pero faltó hacer una mención especial al enorme papel de nuestra gerente de proyectos, la Maestra-to-be en Arquitectura de Paisaje, Ana Ixchel Silva Rueda. El nivel de compromiso con el proyecto total involucra (porque este es el comienzo...), entre muchas otras cosas, el sobre-esfuerzo, primero de haberse quedado conmigo en unas tormentas de esas horribles que uno pasa cuando se lanza a Altamar y ni la brújula sirve; pero además, de ir cada dos  fines de semana a Córdoba, Veracruz a los cursos de su maestría durante los últimos dos años, porque en la Ciudad de México no hay... Vaya, en muchas universidades ni siquiera se incluye el tema para una materia obligatoria de la carrera, como si no fuera importante ¡Imagínense! Desde niña yo viajaba mucho en coche con mi familia (porque era LA manera de llevar a 5 hijos a donde fuera). Recuerdo el énfasis que mi padre hacía sobre disfrutar nuestros paisajes. Ahora miro con tristeza que lo que los demerita son las intervenciones humanas... ¿De quién depende? De ahí que incluimos en el proyecto en cada sede una conferencia sobre nuestros paisajes culturales, para las que afortunadamente la UNAM nos está aportando a unos de los más grandes investigadores y especialistas que hay en México sobre el tema. Ahí estaba ayer para apoyar la iniciativa, Fabiola Pastor, la Coordinadora de la Carrera de Arquitectura de Paisaje de nuestra Máxima Casa de Estudios. El Jardín Botánico de la misma nos prestó ejemplares de algunas especies endémicas de México para darlas a conocer al público. Sabemos poco de nuestra flora y creo que de nuestro país en general... Ana Ixchel se levantó ayer a las seis de la mañana, después de meses de desvelos y desmañanadas, el mero día de la inauguración con toda la tensión y cansancio posible, para recogerlas en Ciudad Universitaria y traerlas a Minería. Si eso no es lealtad, al proyecto, a las creencias que lo soportan... "Muchas gracias Ana Ixchel", se merece que todos le digamos, pero en especial yo.

 

4. Los medios masivos de comunicación. Invitamos a muchas personas, pero dejamos fuera a muchas otras porque nos ganó el tiempo, mala onda y les pedimos "séntidas" disculpas (pero esa es otra historia...). Con mucho éramos 200 ayer de las muchísimas más que por lo menos se enteraron vía redes sociales y algunos generosos artículos, entre los que destaca uno precisamente de CONACULTA. No sabemos cuántos llegarán mañana a las conferencias ni el domingo al paseo y al taller; ni en las siguientes sedes, pero para que el mensaje y aprendizaje llegue a 100 millones de mexicanos... si no nos ayudan los medios masivos de comunicación, el proyecto será de este corto alcance, después de tanto esfuerzo... Creemos que tenemos para ellos buenas noticias que contar: que habemos quienes queremos hacer algo propositivo para México y que lo estamos intentando. Suponemos que habrá quienes se alegren de que así sea, en vez de estar oyendo de asesinatos y traiciones. A lo mejor logramos que se sumen, y construimos entre todos un círculo virtuoso. Lo bueno es que entre esos poquitos que sí estaban, había personas increíblemente valiosas en el presídium a quienes les tenemos gratitud por haber atendido a nuestro llamado. Algunas de ellas son del gobierno, otras de la Academia o de la sociedad civil : Paz Gutiérrez Cortina, Exdiputada Federal, promotora del proyecto ante la Comisión de Cultura que acaba de salir, Raúl Delgado Lamas, Director General de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural de CONACULTA, Mirenchu Barreneche, Directora de Turismo Cultural de SECTUR, René Franco (que tiene un puesto con un nombre muy largo que no me aprendí, pero que pertenece a la Dirección de Innovación de la SEP del Distrito Federal), Honorato Carrasco Mahr, Secretario General de la Facultad de Arquitectura de la UNAM, María Teresa Martínez, Coordinadora del Palacio de Minería, Patricia Zamudio, Directora del Departamento de Arquitectura y Diseño del Tec de Monterrey Campus Ciudad de México y Olga Orive, Presidenta de ICOMOS Mexicano A. C. (Consejo Internacional de Sitios y Monumentos de la UNESCO). Ojalá pudiéramos coordinarnos todos... y haber qué hacemos con lo que ya hicimos..., pero que nos apoyen los medios para que los beneficios lleguen a más personas. ¿Se podrá? En cualquier caso, gracias a todos los que nos acompañaron!!!! Los esperamos en las siguientes actividades…

 

Luzma.doc

Añadir nuevo comentario

Calendario

D L M M J V S
 
 
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
 
 

Redes Sociales